lunes, 23 de julio de 2018

Habemus Boda




Esther se nos casa, y esto  hace que todas las liantes nos pongamos en “modo on” …  ¿Qué le podemos regalar?

Empieza la lluvia de ideas, y lo cierto es que no es fácil decidir puesto que desgraciada o afortunadamente hoy en día tenemos de todo. 
 
Tras muchas sugerencias nos quedamos con las dos opciones  más votadas:

-          Un regalo handmade de todas las liantes.


-          Una sesión de Tupper-sex.


La votación estuvo muy reñida, pero por unos cuantos votos ganó el regalo handmade, que ciertamente va más con nuestro grupo y  permite que el regalo perdure más en el tiempo.

Un regalo tejido entre todas tenía que ser grande, por lo que prácticamente nos quedamos con la idea de confeccionar entre todas una mantita de grannies para el sofá; Como Esther el año pasado hizo la “manta de la temperatura”, decidimos que para no duplicar, haríamos nuestra mantita con hilo de algodón, para que de ese modo la pudiera utilizar en verano. 
 Lluvia de ideas para la manta con fotos de diferentes estampados y colores, y  las anotaciones con los cálculos para el patrón de los diferentes cuadrados.








Esther con su mantita de la 
temperatura.                                                     





Ahora  tocaba seleccionar los hilos. Nos decantamos por el modelo “MONACO”  de la  marca @Katia, que nos da mucha confianza además de ser quien colabora con nosotros cada año para “La Marató de TV3”.

Nos tocó hacer de investigadoras secretas para saber el color del nuevo sofá  de Esther, y averiguamos que era beige, por lo que votamos y nos decidimos por hacer la mantita en tonos azules, que le quedará perfectamente.  Elegimos la combinación de  azul cielo, azul eléctrico, azul marino y blanco.
 
Tras muchos cálculos la liante Silvia hizo  nuestro pedido a la tienda ONLINE de  @Las tijeras mágicas, y en un pis pas tuvimos los hilos y pudimos repartirlos. Cada una teníamos que hacer 2 grannies de 80 puntos y 120 pasadas con agujas del 4, pero al empezar Rosie a tejer, vimos que  con las agujas del 4 quedaba muy suelto, por lo que decidimos tejerlo con agujas del 3.


Como nuestra lianta Eli no es muy dada  a tejer, decidimos entre todas que ella decoraría  la caja donde guardar la manta, y para ello fuimos  a Leroy Merlín a comprar una caja de madera.




 
Cada una de nosotras eligió los colores para combinar;  Unas decidieron tejer con un solo color, y otras por combinarlos.


Lo cierto es que pese a haber calculado que nos sobraría tiempo para tejer, el tener que reducir a la aguja del tres nos complicó muchísimo el trabajo, ya que ralentizaba el avanzar, de hecho, muchas decidimos tejer el segundo cuadrado con hilo doble utilizando aguja del 6, porque si no espabilábamos no nos daba tiempo a acabar la manta, contando que una vez tuviéramos todos los cuadrados, había que coserlos entre sí y hacer el borde.

Alguna de nosotras estábamos acabando nuestro cuadrado mientras se iban distribuyendo los grannies….  Un estrés, vaya…








Cuando nos pusimos a montar la manta, nos dimos cuenta de que pese a que todas pusimos el mismo número de puntos, cada una tejemos con una tensión diferente, por  lo que había un sinfín de cuadrados de diferentes tamaños. Entre todas fuimos uniéndolos con la distribución que decidimos, y  Rosie que fue la encargada de rematar y acabar la manta, tuvo que recortar  aquí y añadir  allá para que la manta quedara más o menos uniforme.





 


Por otro lado Eli iba avanzando con la decoración de la caja que quedó así de bonita.

 


                             

Como veis Eli es una artistaza;  Además de la caja pintó una tarjeta que firmamos todos.  ¡¡Una verdadera obra de arte!!


 Y llegó el gran día, en que todas acudíamos a la casa nueva  de Esther a hacer la quedada. Tras una deliciosa merendola que nos preparó ella misma, le entregamos la caja con el regalo.  Ya solo el envoltorio que preparó Eli  le encantó, con la caja pintada a mano y la tarjeta alucinó, y al ver la manta, llamó inmediatamente a su pareja Cristian para compartir también con él el momento.
Ella también tuvo un precioso y dulce detalle con nosotras, nos regaló una botellita de cristal decorada y con sus flores preferidas dentro, y una bolsita de chuches, que a todas nos chiflan.

 
Bueno, y esto es todo. Queríamos compartir con todos vosotros estas vivencias que tanto nos llenan.

Les Liantes de la Troka












 






No hay comentarios:

Publicar un comentario